Todas las entradas de: Comunicación Rita Gasalla

Antes de la pandemia que nos ha cambiado la vida a todos, España era la segunda potencia turística mundial, solo superada por Francia. Casi 84 millones de personas visitaron nuestro país en 2019. En 2020, la cifra se redujo un 77%, hasta los 19 millones de viajeros extranjeros, convirtiéndose en un año negro para el turismo, no solo nacional, sino mundial.

El arranque de 2021 tampoco está siendo fácil. En Semana Santa, las restricciones de movilidad, aunque con excepciones, han supuesto un nuevo golpe al sector hotelero. El impacto de la pandemia sobre el sector turístico está siendo tan dramático que recuperar la actividad y la confianza de las personas, es la prioridad. Se trata de salvar miles de negocios que se están jugando su supervivencia.

Y ahora, ¿qué ocurrirá en el verano? ¿Se recuperará el flujo de viajeros? Y si es así, ¿está preparando nuestro tejido hotelero para ofrecer garantías a sus huéspedes? ¿Qué puede hacer en estos momentos el sector hotelero? En la respuesta a esta última pregunta puede estar la clave para recuperar nuestra posición estratégica como potencia turística mundial. A nuestro favor está la calidad y cobertura de nuestro sistema sanitario, que sin duda van a jugar un papel esencial en la elección del destino de vacaciones de millones de turistas.

Pero, además de tener cerca una buena infraestructura sanitaria, los viajeros quieren tener la certeza de que aquellos espacios en los que van a alojarse, por vacaciones o viajes de negocios, tienen en cuenta tanto su salud como la de sus trabajadores. Porque según la Organización Mundial de la Salud (OMS), pasamos entre un 80% y un 90% de nuestra vida en espacios cerrados. Así es que, si los edificios no reúnen las condiciones adecuadas, se convierten en espacios enfermantes para quienes los habitan.

La única alternativa ante lo que podemos denominar “biomiedo” (una falta de confianza en los espacios cerrados) es la prevención. Es decir, la arquitectura saludable.

La pandemia nos ha enseñado que la clave del éxito de los negocios es la salud de las personas y ha provocado un cambio de paradigma: los espacios deben mejorar nuestra salud y ayudarnos a prevenir enfermedades. Por eso, los nuevos hoteles deben ser saludables para ser de calidad.

Más allá del relax del spa, los hoteles de la era post-covid tienen que poner el foco en la salud de manera integral. Tampoco es suficiente garantizar la limpieza y desinfección de habitaciones y zonas comunes. Debemos trabajar con nuevos estándares de calidad, basados en los principios de la arquitectura saludable, que marquen la diferencia y que devuelvan la confianza en los espacios: los huéspedes quieren seguridad, saber que se alojan en hoteles con medidas eficaces para prevenir posibles contagios.

Además, diferenciarse apostando por una arquitectura que cuide el bienestar físico y emocional de las personas, posicionaría a nuestros hoteles entre los más competitivos, resilientes y excelentes del mundo. Por eso es urgente aplicar el nuevo enfoque y los cambios en la industria, porque hay que dar respuesta a las necesidades de las personas y del nuevo mercado.

No podemos perder más tiempo. Es el momento de dar el paso y transformar una crisis profunda en una gran oportunidad para convertir nuestros hoteles en negocios modernos, rentables y saludables.

¿Viajamos juntos?

Artículo de Rita Gasalla publicado previamente en Habitissimo

Rita Gasalla recorre junto a Espejo Público, el programa que presenta Susanna Griso en Antena 3, algunos de los lugares donde hay más riesgo de contagio de COVID-19. Los ascensores son un foco de contagio, puesto que son espacios reducidos, poco ventilados.

La principal recomendación es utilizar mascarilla, bien colocada, y evitar en la medida de lo posible su uso, optando por utilizar las escaleras.

Además, los conductos de ventilación de las viviendas pueden ser otro potencial foco de contagio. Podríamos estar infectándonos si el vecinos de arriba o abajo tiene coronavirus. La alerta nos la pueden dar los olores. Si notamos olores distintos a los de nuestra casa, es que el aire de pisos vecinos pueden estar pasando de un lugar a otro, circulando y transportando el virus.

El gesto más rápido y más sencillo es el de ventilar.

Ver+

¿Hasta qué punto la arquitectura puede ser saludable?

La CEO de Galöw, Rita Gasalla, charla con Alfredo Menéndez, director y presentador de Gente Despierta, de RNE, sobre arquitectura saludable. Qué es, cuáles son sus principales claves y cómo podemos convertir nuestros espacios en lugares sanos y confortables.

«Con una reforma se puede mejorar muchísimo, aunque no hacer milagros. Podemos desde limpiar el aire interior, a aportar soluciones de iluminación para poder trabajar y dormir mejor», comentó Gasalla.

Con el auge del teletrabajo en los últimos meses, «nos han llamado mucho para instalar puestos de trabajo. Hemos puesto hasta cubículos cerrados para matrimonios que trabajaban en empresas de la competencia», precisaba la arquitecta.

Además Gasalla abordó con Alfredo Menéndez la llamada «ciudad de los 15 minutos» un modelo en auge en ciudades europeas como París; la importancia de los materiales que utilizamos en la construcción de viviendas y edificios; la seguridad en las oficinas o la situación de las mujeres en el campo de la arquitectura.

Escuchar+

La pandemia del coronavirus ha disparado las reformas en viviendas y también los cambios de domicilio. Ganar en amplitud, abrir espacios y, a ser posible, tener jardín o patio se ha convertido en objetivo prioritario. about:blank

En este contexto, muchas personas consideran hacer la reforma de forma saludable, un concepto que también se aplica a la habitabilidad.

Rita Gasalla es miembro del Observatorio de Arquitectura Saludable: “Las casas se nos han quedado pequeñas. Antes las considerábamos casi como un espacio para dormir, pero ahora con el teletrabajo y la educación a distancia, se ha puesto de manifiesto que necesitamos espacios privados y acondicionados para estas actividades”, asegura.

La arquitectura saludable pone el foco en las personas y en la salud colectiva, cuidando las condiciones de salubridad, por ejemplo de la calidad del aire interior, que está 3 o 4 veces más contaminada que en el exterior, de promedio, asegura Gasalla.

Escuchar +

Hemos pasado del mundo de las declaraciones a experimentar las consecuencias del crecimiento económico tradicional. La necesidad de cambio se aceleró y la apuesta por una economía sostenible pasó a ser el nuevo motor del crecimiento global. En un contexto de alta sensibilidad y con la integridad sanitaria puesta en jaque, la sostenibilidad tomó carácter de urgencia.

Dialogamos con cuatro expertas en de diferentes sectores que ayudan a las organizaciones en sus procesos de transformación sostenible y ambiental. Ellas son Belén Romero, socia fundadora de Awa Planet; Mónica Zgaib, fundadora y CEO de ud-h; Rita Gasalla, socia y CEO de Galöw y Susana Gállego, creadora de Vitae Solutions.

Rita Gasalla destaca que una empresa sostenible debe ir más allá del enfoque reputacional y pasar a la acción. “Los consumidores son cada vez más exigentes y detectan si una organización realmente vive la sostenibilidad o si sólo se trata de maquillaje. Cuando una dirección y un equipo integran la sostenibilidad en el modelo de negocio, además de crear un valor medioambiental, generan un valor económico y consolidan el vínculo con sus clientes”, afirma.

En el campo del Real Estate, Rita Gasalla reconoce que cada vez más promotores incorporan a sus edificios los estándares de certificación de edificios sostenibles Leed y Breeam. “En nuestro caso particular, los socios de Galöw Arquitectura Saludable nos hemos focalizado en el ODS3 (salud y bienestar) porque percibimos que los estándares de sostenibilidad y de eficiencia energética no eran suficientes”.

Innovación y desarrollo

“Las ciudades son un ejemplo de ello – agrega Rita Gasalla y anticipa que en el futuro «solo serán sostenibles si se comprometen con la innovación y si son saludables para sus habitantes”.  «¿La bicicleta, es tecnología punta?, se pregunta Gasalla y pronostica que «muchas veces para construir el futuro tendremos que mirar al pasado, recuperar hábitos y estilos de vida más saludables». No es moda, es el futuro posible.

Leer+