Archivo de la etiqueta: bienestar

Comparto este artículo escrito para Aretha Explora, plataforma de Aretha, como presidenta del Observatorio de Arquitectura Saludable (OAS). En él explico cómo la neuroarquitectura y la arquitectura saludable aplicada a los espacios de trabajo impactan en la salud y bienestar de las personas y en los buenos resultados de las empresas.

Frecuentemente visualizamos los espacios de trabajo como lugares “inteligentes”, donde se emplea la tecnología más avanzada y se reducen costes de funcionamiento e impacto medioambiental. Sin embargo, nos falta incorporar un concepto fundamental: saludable. Porque no podemos calificar de inteligentes o avanzados a los espacios que no cuidan de las personas.


Los espacios de trabajo, en los que pasamos buena parte de nuestras vidas, deben responder a las necesidades de quienes los ocupan, siendo flexibles (para permitir distintas formas de trabajar), atractivos (para seducir y fidelizar al talento emergente), colaborativos (favoreciendo la comunicación y conexión de los equipos) y únicos, ofreciendo la mejor experiencia de usuario.


Gracias a la arquitectura saludable y la neuroarquitectura conseguirlo, sin un incremento de costes significativo, es posible. La clave es incorporar los criterios en los que nos basamos, para diseñar y construir los espacios desde estos preceptos. El objetivo es conseguir un workplace saludable e innovador, un espacio anti estrés que potencie la creatividad y el compromiso con la empresa.

Resulta fácil comprender que al favorecer los ambientes amables con las personas (a nivel físico, mental y social) estamos potenciando el buen funcionamiento y la productividad de las organizaciones. Aunque aún queda mucho camino que recorrer, afortunadamente las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de proteger y potenciar su capital humano para ser más competitivas.


Este convencimiento está basado en numerosos estudios que certifican el impacto que la arquitectura saludable y la neuroarquitectura tienen en las personas, y que difundimos y explicamos desde el Observatorio de Arquitectura Saludable (OAS). Nuestro objetivo es democratizar estos principios, que contribuyen al bienestar, calidad y esperanza de vida de los ciudadanos, sin descuidar ni la protección del medio ambiente ni la cuenta de resultados empresariales.


¿Cómo es posible aunar todo esto? Algunos de los principales factores son estos: calidad del aire (una buena calidad del aire además de proteger nuestra salud puede incrementar la productividad entre un 8% y un 11%); confort higrotérmico y acústico (trabajar en espacios ruidosos puede reducir la eficiencia hasta en un 60%); luz (la calidad, color, intensidad y dirección de la luz condiciona nuestro confort visual, es fundamental para descansar y evitar problemas físicos y mentales que mermen nuestro rendimiento) y biofilia (la naturación de los espacios beneficia a nuestra salud y estado de ánimo y puede aumentar el rendimiento hasta un 15%).

Hay muchos otros factores importantes (materiales, ergonomía, colores, orientación…) que tenemos en cuenta a la hora de diseñar los espacios. La neuroarquitectura analiza científicamente, con datos medibles, cómo los entornos pueden modificar nuestras emociones y procesos cognitivos. Con esos datos podemos diseñar espacios que nos hagan sentir relajados, alegres y cómodos.

Leer artículo completo

En este nuevo reportaje para Hola.com explico cómo deberían ser los dormitorios infantiles y juveniles para cuidar de la salud, bienestar y desarrollo de los más pequeños de la casa.

La neuroarquitectura aplicada al dormitorio de los hijos puede conseguir salud, bienestar y muchos beneficios, evitando el estrés. Todos sabemos que la plasticidad cerebral es mayor durante la infancia, porque los niños están en pleno desarrollo, experimentando cambios y aprendizajes continuos.

Durante estos años de la infancia se desarrollan neuronas y conexiones que facilitan la relación del niño con el entorno y su aprendizaje. “Por eso es tan importante la estimulación temprana y las experiencias positivas en estas etapas iniciales del desarrollo, y por eso cobran especial relevancia los espacios en los que juegan, descansan y estudian nuestros hijos”, detalla Rita Gasalla, arquitecta especialista en arquitectura saludable y neuroarquitectura, CEO de Galöw y la experta consultada para este reportaje.

Hay que señalar que si, por el contrario, el espacio en el que viven les genera estrés, ansiedad o problemas de sueño, el desarrollo de los niños se ve afectado negativamente, incluso se pueden presentar trastornos emocionales, de conducta o déficits cognitivos (el espacio y los químicos a los que están expuestos pueden tener relación con ello).

Leer reportaje completo

El pasado 12 de febrero impartí una clase titulada «Introducción a la Arquitectura Saludable y la Neuroarquitectura» en AEDAS Homes, socio patrocinador del Observatorio de Arquitectura Saludable (OAS) que presido.

Durante la clase, además de explicar los orígenes y propósitos del Observatorio, fui desglosando los factores más importantes que hacen que los espacios construidos cuiden de las personas a todos los niveles (físico, mental y social).

La salud y el bienestar depende en buena parte de la calidad del aire, el confort acústico e higrotérmico, las vistas, la ergonomía, la luz o los materiales de los espacios en los que vivimos y trabajamos.

Además expliqué por qué la arquitectura saludable y la neuroarquitectura incrementan el valor de los inmuebles y , también, la productividad de las empresas.

Invitada por la doctora Marina Díaz Marsá, vicepresidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría (SEPSM), jefa de la Unidad de TCA del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y miembro de la Junta Directiva del Observatorio de Arquitectura Saludable (OAS), que presido, impartí el 31 de enero de 2024 una clase sobre neuroarquitectura y arquitectura saludable en los espacios sanitarios, dentro del Módulo de Humanización de la Psiquiatría del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

Al principio de la charla expliqué qué es y qué hacemos en el OAS, para ir abordando los principales factores que tenemos en cuenta a la hora de proyectar y construir espacios para que estos sean saludables. La neuroarquitectura es especialmente importante en espacios dedicados al cuidado y la formación, como hospitales y centros asistenciales.

Como destaqué en esta charla destinada a médicos residentes de Psiquiatría, factores como la luz, el color, la naturaleza, las vistas o el confort higrotérmico y acústico tienen un gran impacto tanto en los enfermos como en sus acompañantes y los profesionales sanitarios.

Por eso hay que humanizar los espacios hospitalarios. Para promover la recuperación de los enfermos y acortar su necesidad de medicación y hospitalización, en un entorno relajado, accesible, colaborativo y seguro.

El pasado 24 de enero impartí una masterclass sobre arquitectura saludable y neuroarquitectura dentro de la jornada para profesionales organizada por MATCOAM en la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM)

Ante un aforo completo, expliqué cuáles son los factores principales que tenemos en cuenta a la hora de diseñar y construir espacios saludables que mejoren el bienestar físico, mental y social de las personas.

En la jornada participaron diferentes especialistas del sector invitados por MATCOAM a esta Masterclass: Arquitectura Saludable, Orientada a profesionales en activo: arquitectos, arquitectos técnicos, interioristas, decoradores, gestores, promotores, agentes inmobiliarios interesados en ampliar sus conocimientos sobre espacios saludables.